Charterstone: así es el juego de Stegmaier por dentro

Charterstone Unboxing Juego de mesa
  • El autor de Charterstone muestra un pequeño unboxing sin spoilers.


Es, seguramente, uno de los juegos de mesa más esperados de 2017. Se llama Charterstone, su autor es Jamey Stegmaier y promete, por lo menos, dar mucho que hablar.

Y por fin se sabe cómo serán los componentes reales del juego.

El propio Stegmaier ha revelado a través de Facebook cómo son las entrañas de Charterstone. Lo ha hecho a través de una galería de fotografías que puedes ver justo bajo estas líneas:

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

No hay texto alternativo automático disponible.

La imagen puede contener: teléfono

 

Las imágenes corresponden a una de las primeras copias de pre producción del juego. En ellas se puede apreciar la calidad del tablero y de algunos de los componentes. Pero la mayoría permanecen ocultos, debido principalmente a que una de las peculiaridades de Charterstone es que va evolucionando y desvelando detalles a medida que se va jugando.

Stegmaier confirma que la prueba de fábrica es perfecta en un 99%, aunque también revela que habrá que hacer pequeños ajustes, sobre todo en los insertos. Aquí el enlace a la publicación en Facebook.

El juego llegará en español de la mano de Maldito Games. Está previsto que esté listo para la feria de Essen (Alemania), en octubre.

Charterstone es un juego de mesa de corte europeo que plantea a los jugadores ir construyendo un poblado. Mediante una mecánica de colocación de trabajadores, el tablero se irá formando a medida que las partidas avanzan, modificando distintos componentes y creando una experienca de juego única. Este tipo de juegos, que se denominan legacy, beben directamente de las mecánicas popularizadas, primero por, Risk Legacy y más tarde por el famoso Pandemic Legacy.

La peculiaridad de Charterstone es que, una vez finalizada la campaña, el juego podrá reutilizarse como si fuera un título de corte europeo al uso.

La caja del juego medirá 30×30 centímetros y otros 9 de profundidad. Aunque estará preparado para que las cartas se puedan enfundar, el propio Stegmaier recomienda que no se haga. Las mecáncias de juego exigirán colocar y retirar pegatinas, escribir sobre los naipes o incluso romperlos. “Sería muy aburrido tener que parar de jugar para enfundar las nuevas cartas cada vez que se añaden al juego durante la campaña”, constata el autor del juego.

0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR