Crazy Karts: ¡Goblins a la carrera!

La editorial Portal Games abre por fin el plazo de reservas para comprar Crazy Karts, un alocado juego de mesa en el que los jugadores toman el control, por parejas, de unos carricoches dirigidos por enanos, elfos o incluso goblins.

El título, diseñado por Charles Amir Perret, cuenta con unas ilustraciones coloridas y llenas de humor (a cargo de Anastasia Meylus). A través de un tablero modular, unas fichas para representar los vehículos y una mecánica de cartas ocultas, Crazy Karts lleva a la mesa juego una frenética carrera… cargada de decisiones locas.

El juego se pondrá a la venta en la feria Origins, a mediados de junio.

El sistema de Crazy Karts busca mantener una tensión y, sobre todo, una falta de definición constante. Cada uno de los vehículos está controlado por dos jugadores a la vez. Cada uno de ellos tiene disponibles una serie de acciones. El que vaya en la parte delantera se encargará de usar la acción especial, de pisar el acelerador, de disparar (sí, cada auto tiene un cañón) y de, en su caso, hacer las reparaciones necesarias. El jugador que vaya sentado atrás podrá darle al nitro, frenar y girar.

La coordinación entre ambos se torna básica para tratar de conducir el auto de manera eficaz. El problema es que las decisiones que tienen que tomar cada uno se hacen de forma simultánea… y en secreto.

Cartas para acelerar, frenar, girar…

Toda la mecánica de Crazy Karts se basa en cartas. Dependiendo de cómo y dónde se coloquen, permitirán llevar a cabo una u otra acción; el tipo de carta (las hay de tres potencias distintas) determinará también la fuerza que se aplica en esa determinada acción. De esta manera, el conductor de un mismo vehículo puede acelerar mientras, por ejemplo, el otro frena o gira demasiado.

De forma paralela, cuanto más rápido vaya el auto, menos cartas tendrán sus conductores para tomar acciones y menos posibilidades tendrán de coordinarse para llegar a la meta… Al menos para llegar sanos y salvos.

Las sorpresas no acaban aquí. El juego está preparado para 3 a 8 jugadores. Mientras que la mayoría irán en autos modernos, habrá uno que conduzca en solitario una aberración del pasado a punto de acabar en el basurero de los vehículos. Este jugador controla su coche él solo, pero bajo el riesgo que supone ir a los mandos de una furgoneta que se está cayendo a cachos.

0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR