Goblins, oro y minas… Nuevo juego de cartas en Verkami

Goblins en la Mina

Goblins en la Mina es un juego de cartas no coleccionable, de estética retro y ambientación épico-fantástica… Al menos dentro de los límites de lo que un piel verde entiende por épico (trastear con dinamita para derribar un muro y olvidarse de salir por patas) o por fantástico (dormir el sueño eterno rodeado de lingotes de oro).

El juego, que desde el pasado 8 de marzo está en crowdfunding a través de Verkami, incluye 150 cartas tamaño bridge. Se dividen básicamente en dos tipos: cartas del mazo goblin (en cuyo reverso se plasma la ilustración de un piel verde pico en mano/zarpa/cosa llena de uñas) y cartas del mazo exploración (con un pico y una pala en el reverso).

Mazos de Goblins en la Mina

Mazos de Goblins en la Mina.

Todos los jugadores juegan con las mismas cartas, las que vienen en la caja.

Se crean el mazo goblin y el mazo de exploración, se colocan ambos sobre la mesa y arranca el duelo.

Cada jugador irá robando cartas, realizando acciones, resolviendo eventos y colocando goblins sobre la mesa con el objetivo de atesorar el mayor número de lingotes de oro. Esa será la condición de victoria que defina la mecánica de juego.

La partida se segmenta en turnos que se irán alternando los jugadores. Cada turno se divide a su vez en fases que permiten reclutar goblins, promocionarlos a profesionales para que generen habilidades únicas, jugar sucesos, ir creando aposentos que mejoren la mina o lanzarse a explorar a la búsqueda de oro.

De currante a profesional… y luego saqueo tu mazmorra

Uno de los aspectos más llamativos del juego es el protagonismo que adquiere el reverso de las cartas. Sobre todo las del mazo goblin. En su turno, los jugadores pueden bajar a mesa goblins currantes, que vienen representados precisamente por el reverso de ese tipo de cartas, o promocionarlos para convertirlos en profesionales.

La gestión de las cartas en mano y las que están en mesa se convertirá así en uno de los elementos clave del juego. Los currantes son básicos para realizar las tareas de minería y construcción y los profesionales tienen habilidades especiales que ayudan a evolucionar y a enriquecer la sinergia del juego.

Goblins en la Mina VERKAMI

Componentes de Goblins en la Mina.

Además de reclutar goblins, promocionarlos y jugar sucesos y mejoras para la mina, los jugadores pueden enviar a los pieles verdes a la búsqueda de lingotes. Ahí entra en juego el otro mazo, el de exploración.

Para ello, se destapan y ponen sobre la mesa tantas cartas del susodicho mazo como goblins currantes no cansados (girados en horizontal) se tengan en juego. La gestión de los currantes y los profesionales se vuelve clave para ir desarrollando una estrategia aceptable.

Del mazo de exploración pueden surgir monstruos que obligarán a repartir tortas (literalmente, así se denomina el combate en Goblins en la Mina), contratiempos en forma de trampas, lingotes que reunir para lograr la victoria o brechas, unas cartas especiales que permitirán acceder a las mazmorras de otros jugadores para saquear sus lingotes.

Parte de la recaudación del juego se destinará a la asociación solidaria Ayudar Jugando

Los autores de Goblins en la Mina, los diseñadores lúdicos noveles Alberto Gandía y Lisi Franch, han querido vincular su título a una labor solidaria. Un porcentaje de la recaudación se destinará a la asociación Ayudar Jugando que trabaja y colabora en causas relacionadas con la infancia más desfavorecida. Si se logra el objetivo básico, se destinará un 5% del total. Si se alcanzan objetivos mayores, este porcentaje irá aumentando.

0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR