La Maldición del Ataúd Congelado: consejos para la presentación

La Maldición del Ataúd Congelado - Force of Will

La Maldición del Ataúd Congelado (Curse of the Frozen Casket en inglés) es el título de la nueva expansión del juego de cartas coleccionable Force of Will (FowTCG), cuya publicación es inminente. La ampliación, que se retrasa del 2 de septiembre (fecha anunciada en principio) al fin de semana del 9 al 11, coincide en España con la salida al mercado del nuevo producto. Lo habitual en este tipo de eventos es que se celebren una semana antes de la publicación oficial de la expansión, algo que sí se ha hecho, por ejemplo, en Estados Unidos.

Nuevas mecánicas (como la habilidad Energizar de los Soberanos – Rulers), pequeñas modificaciones en las reglas (como, por ejemplo, la sustitución de los Cantos Instantáneos por Cantos con la habilidad Rapidez – Quikcast) y el regreso de personajes habituales en el ciclo Grimm son las principales características de La Maldición del Ataúd Congelado, la primera del bloque de Gill Lapis.

Las presentaciones de Force of Will se juegan en formato limitado o cerrado en el que cada jugador adquiere seis sobres con los que tiene que formar la baraja con la que disputará el torneo. En la mayoría de los casos suele tratarse de eventos con menos carga competitiva y un ambiente más distendido, ideales para los recién iniciados.

Estas son las reglas especiales de los formatos cerrados de las presentaciones:

  • Cada jugador recibe seis sobres. Para formar su baraja solo podrá utilizar estas cartas, exceptuando las piedras básicas y el soberano.
  • Para representar al soberano, se podrá escoger cualquiera de los de la expansión, independientemente de que haya o no salido la carta correspondiente en los sobres. Los organizadores tienen que poner a disposición de los jugadores proxies o fotocopias impresas de todos los soberanos de la colección escogida. No obstante, es recomendable que cada jugador lleve, en la medida de sus posibilidades, sus propios proxies.
  • Las tiendas organizadoras tendrán que proporcionar también las suficientes piedras básicas.
  • Cada baraja principal estará compuesta por un mínimo de 20 cartas; la de piedras tendrá que tener como poco 8.
  • Está permitido incluir más de cuatro copias de la misma carta, incluidas las piedras especiales (cumpliendo el requisito previo que limita la colección a lo obtenido en los seis sobres adquiridos en el evento).
  • El precio recomendado es de 24 a 30 euros por jugador.
  • En el caso de que uno de los sobres sea un godpack (todo rulers o caras Súper Raras y Raras), será necesario adquirir otro sobre para poder participar. Esta norma suele ser flexible y depende en mayor o menor medida de los organizadores y las existencias que tengan en el momento de la presentación.
  • La Maldición del Ataúd Congelado incluye entres sus cartas más raras de conseguir versiones uber de los Soberanos de los mazos preconstruidos que salen al mercado también en septiembre. Aunque se consiga en alguno de los seis sobres, está prohibido usarlo en la presentación.

Una vez abiertos los sobres y reunidas las cartas (bien por tipos o atributos), llega el momento más decisivo del evento: la confección del mazo con el que se va a disputar el torneo.

La selección del Soberano

El proceso de creación del mazo con el que jugar una presentación arranca varios días antes de acudir al evento. Eso es, al menos, lo aconsejable. Analizar las previas publicadas durante las semanas anteriores al lanzamiento de la expansión y tener más o menos decidido qué dos o tres soberanos serían los preferidos son pasos que pueden ser luego decisivos a la hora de  jugar.

La Maldición del Ataúd Congelado propone cinco opciones de Soberano. Seleccionar cuál es el más adecuado depende de varios detalles: sus números de ataque y defensa, su relación con el resto de cartas obtenidas en los sobres y su adecuación a la estrategia escogida para el torneo. Tres de los Soberanos de la nueva colección ofrecen grandes posibilidades por sí mismos, cada uno en un área distinta, mientras que los otros dos precisan de cartas y apoyos adicionales para convertirse en buenas opciones.

Zero constituye una de las principales opciones. Su base de ataque y defensa de 1.100 la hace temible sobre la mesa (muy pocas cartas de la colección alcanzan esos números), su habilidad de Juicio es lo suficientemente barata como para que no suponga un freno a la hora de activarla y los efectos de negación que incluye (evitando que los J/Soberanos y resonadores del contrario puedan ganar, por ejemplo, Volar) la convierten en una amenaza notable.

Incluso aunque solo se incluya una mínima cantidad de cartas de atributo luz, Zero es una opción más que recomendable para afrontar la presentación. Sobre todo teniendo en cuenta su Precisión y su habilidad para negar el daño de combate.

El Primigenio Yog-Sothot parte con unos atributos de ataque y defensa mucho más potentes que el soberano de luz que lo convierten, de hecho, en una condición de victoria en sí mismo (ver más adelante). Su habilidad de destrucción de resonadores en su cara de J/Soberano es, además, una sólida opción que puede derivar en un elemento determinante en cualquier duelo.

La versatilidad de su Juicio, que permite adaptar el pago a las necesidades de cada momento (teniendo en cuenta que luego puede deparar una contrapartida en forma de 500 puntos de daño), es una fabulosa aliada para barajas con un gran componente de control y destrucción de resonadores.

Muy distinto a los dos anteriores, pero no por ello menos interesante, Charlotte parece totalmente enfocado al control. La habilidad de su cara de Soberano permite controlar a los resonadores más poderosos del oponente a cambio de sacrificar el tamaño de la propia mano, habilidad que se vuelve aún más poderosa cuando Charlotte vira a J/Soberano.

El Soberano de atributo agua permitirá aguantar turnos (defendiendo él mismo si fuera necesario) hasta poder bajar a mesa algún resonador de peso. Muy recomendable en el caso de disponer de una combinación similar a la siguiente: buenos resonadores de coste alto y alguna carta que ayude a rellenar la mano.

Elegir como Soberano para la presentación al Dios de la Guerra puede ser arriesgado. Mars (Marte, en español) necesita estar rodeado de multitud de cartas enfocadas a generar contadores de maná para funcionar adecuadamente. Requiere, como poco, disponer de varias copias de Demon of the Crest, Namblot y de un notable número de cartas con el trato de Ancient Magic. Complicado.

Sun Wukong es más asequible que su contrapartida de atributo fuego. Sigue necesitando, sin embargo, de varias cartas adicionales para convertirse en un Soberano adecuado para la presentación. Sha Wujing, Zhu Bajie y, sobre todo, Flying Cloud son las más importantes. Solo teniendo múltiples copias sería recomendable arriesgarse a jugar al Rey Mono.

Un mazo equilibrado de tan solo 20 cartas

Las partidas disputadas en un torneo de presentación suelen dirimirse por la fuerza combinada de los resonadores y el Soberano escogido, más que por elementos de control, combo o de daño directo. A la hora de elegir los atributos a incluir es aconsejable tener en cuenta varios detalles:

  • Limitar en la medida de lo posible el número de atributos seleccionados a solo dos, o como mucho tres. En este último caso es recomendable que uno de los tres sea de apoyo. La decisión final depende en gran medida de las cartas obtenidas en los seis sobres. La combinación de alguna piedra doble puede ayudar a mantener una curva de generación de voluntad aceptable.
  • De las 20 cartas (ajustándose al mínimo del mazo principal) en torno a 13 deberían ser resonadores. No habría que desdeñar los de coste uno o dos (muchos menos algunos tan potentes como Red Riding Hood, la nueva versión de la Cheshire Cat o Glorius, the Silver KnightEs importante mantener una buena curva que no deje turnos en blanco.
  • El atributo negro brilla de manera especial en este tipo de duelos debido a que suele ofrecer mayores efectos de destrucción de resonadores.
  • Las habilidades de Volar y Precisión (Target Attack) se vuelven muy valiosas. La primera para facilitar el daño al contrario y la segunda para atacar a los resonadores del oponente. La Maldición del Ataúd Congelado incluye varios resonadores de coste dos o tres que pueden engarzarse en esta sección. Muy atentos a ellos.
  • Las partidas de formato limitado suelen alargarse, por lo que no hay que descartar el uso de cartas de coste alto.
  • Al estar limitado el mínimo de cartas del mazo principal a 20, las posibilidades de robar los resonadores o cantos más necesarios son también más altas.
  • No todas las Súper Raras son buenas cartas para una presentación; a cambio, hay muchas comunes e infrecuentes que pueden dar partidas.

La condición de victoria: ese animalaco que te dará la partida

La Maldición del Ataúd Congelado incluye varios resonadores que, una vez en mesa, pueden convertirse en una condición de victoria por sí mismos. Conseguir alguno de ellos en los seis sobres de la presentación tendría que llevar casi directamente a pensar en utilizar el atributo al que pertenezca dicha carta. Estos son los más relevantes:

Todos ellos aportan una ventaja considerable sobre la mesa. Pero no son las únicas cartas con grandes posibilidades de romper partidas. Habría que unir las siguientes:

Especial atención hay que darle al resonador de viento. Protector of the Forest tiene algo que la diferencia de manera notable del resto de condiciones de victoria: es común. Esto quiere decir que se van a ver muchas. A cambio, su coste cinco y su falta absoluta de habilidades la sitúan, quizás, un escalón por debajo del resto.

La mejor defensa, un buen destructor de resonadores

Al menos cuatro o cinco de las veinte cartas que forman la baraja principal (excluyendo las que ya lo lleven de serie) deberían estar enfocadas, en la medida de lo posible, a frenar a los resonadores del oponente. Dejando a un lado a los grandes resonadores que ya incluyen alguna mecánica de este tipo, como Captain Hook, The Pirate o Oni Governor (entre otros), estas son otros cartones muy a tener en cuenta a la hora de enfocar esta perspectiva.

Como se puede apreciar, el atributo de Oscuridad es el que más efectos para contrarrestar resonadores tiene. Al menos dos de ellos (los que recoge este resumen) son comunes y por lo tanto con más posibilidades de salir en una presentación. Los efectos de destrucción de resonadores (removal, en inglés) constituyen una de las principales ecuaciones a tener en cuenta a la hora de organizar la baraja.

No hay que olvidar, sin embargo, la importancia que tiene incluir varios trucos en el mazo, cartas con efectos capaces de dar la vuelta a un combate o de sorprender al rival con un giro inesperado. Especial atención habría que prestar a los siguientes:

  • Magic Stone Analysis: Te va a permitir adquirir ventaja en la curva de voluntad, algo de suma importancia en este formato.
  • Introspective Jutsu: Esta carta puede darte la partida, así que no la dejes pasar.
  • Charlotte’s Water Transformation Magic: Con Remnant y Quickcast, es una de las mejores opciones que incluye la nueva colección para el formato limitado. Muy recomendable.
  • Tiger Charge: Cartón de atributo fuego que por una sola voluntad aplica +400 al ataque de un resonador… Y le da, de regalo, Primer Golpe. Uno de los mejores trucos para dar la vuelta a un combate muy cerrado. Es, además, una carta común. Se va a ver mucho.
  • Dreams fo Flight: Por una voluntad de luz hinchas uno de tus resonadores (confiando el sumatorio a la suerte, eso sí) y le das Volar, una de las habilidades que más pueden definir un duelo en limitado. Y además se puede volver a jugar desde el cementerio gracias a Remnant.
  • Shackles of Ice: Cualquier carta que te permita negar efectos a cambio de pagar un solo coste de voluntad es un cartón a tener en cuenta.

La inclusión de múltiples resonadores y efectos aplicados a determinados arquetipos obligará a los jugadores a valorar también la opción de incluirlos, principalmente elfos y fairies, en el caso de que la suerte les haya sido propicia en la apertura de los sobres. Es una estrategia complicada que no habría que dejar de lado debido a que este tipo de cartas combinan muy bien entre sí, reforzando en muchos casos tanto la mano como la presencia en mesa.

Un último detalle: ninguna de las previas mostradas hasta el momento incluye destructores directos de J-Soberanos o contrahechizos (tipo Muro de Viento).

Suerte a todos.

0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR