Lores ingleses y dinosaurios: Explorers of the Lost Valley

Explorers of the Lost Valley

Eres un lord inglés, un aburrido lord inglés acostumbrado a llevar a una vida tranquila y acomodada en la rutina. Un día, el hastío te puede, rompes con todo y decides emprender una alocada aventura. Junto a un grupo de amigos de la clase alta británica, te embarcas en un viaje a lo más recóndito del continente africano… para cazar dinosaurios. El objetivo: competir por ser el que más de estos sorprendentes animales logre llevar al zoo de Londres.

Este es el argumento que hace de hilo conductor de uno de los nuevos juegos que la editorial GenXGames sacará este mismo año. Se llama Explorers of the Lost Valley, un juego de cartas de partidas rápidas e intensas preparado para dos a cuatro jugadores. El diseñador del título es Enrique Dueñas, escritor y periodista que es además autor del juego de mesa London after Midnight.

Explorers of the Lost Valley es minimalista: la caja trae 18 cartas, dos dados y varios contadores. La mecánica se basa en buena parte en un sistema de riesgo y recompensas que obligará a los jugadores a plantarse en sus bazas para poder llevarse a sus dinosaurios a Londres.

Explorers of the Lost Valley CARTA

Una de las cartas de Explorers of the Lost Valley.

El juego es sencillo y a la vez dinámico. Se empieza robando dos cartas del mazo, y se muestran hasta cuatro especies distintas de dinosaurios a los que se puede intentar capturar. “Cada jugador decide contra cuál de estos dinosaurios va a combatir; o, si lo prefiere, puede descartar uno de ellos. Si optas por combatir, tiras dos dados: si el resultado es igual o mayor que la dificultad del dinosaurio, puedes quedártelo como trofeo. ¡Evidentemente, los dinosaurios más difíciles de capturar dan más puntos!”, explica el creador del juego en declaraciones exclusivas a MiCabezaFriki.

Tanto si fallas como si aciertas, pierdes puntos de exploración. Cuando tus puntos de exploración llegan a cero, puedes, o bien seguir jugando (perdiendo todos tus trofeos) o dejar de jugar, guardando los dinosaurios capturados. Esta es básicamente la forma de ir avanzando durante la partida.

Un arte original y muy personal

 “También puedes conseguir la ayuda de valientes guerreros africanos o encontrar un poblado perdido en medio del valle. Este tipo de cartas te proporcionan una pequeña ventaja frente a los demás jugadores pero, como contrapartida, te restarán puntos al final de la aventura”, matiza Enrique. Cuando no pueden robarse más cartas, el jugador con más puntos obtiene un marcador de “triunfo”. El primer jugador en conseguir dos de estos marcadores es el ganador del juego.
El arte de Explorers of the Lost Valley puede evocar al Mundo Perdido de Conan Doyle. Sin embargo, Enrique Dueñas planea un matiz esencial.

“Lo cierto es que el juego tiene muy poco en común con el Mundo Perdido de Conan Doyle.  Adoro el libro. Lo leí de pequeño y soy muy fan de la versión cinematográfica de 1925 (¡Es una de las primeras películas que compré en VHS!). Pero si hubiera querido adaptar la novela (o el filme) habría incluido al señor Malone, a Lord Roxton y, por supuesto, al carismático Profesor Challenger. Además, recordemos que aquella no es una obra del periodo victoriano, sino de 1912, cuando la paleontología era una ciencia mucho más avanzada.

No. El juego está inspirado por un lugar que siempre me ha parecido que tenía algo mágico: el Crystal Palace Park. Es un parque en las afueras de Londres que contiene un auténtico zoo con esculturas de dinosaurios y otros animales prehistóricos. Fueron hechas por el escultor y zoólogo Benjamin Waterhouse Hawkins y se consideran la primera representación escultórica de dinosaurios en todo el mundo. Hoy día sabemos que la reconstrucción tiene poco que ver con cómo eran aquellos animales en realidad.
Pero, aun con todo, se trata de auténticas obras de arte, maravillosas, imaginativas, evocadoras y hermosas como pocas… ¡Y nada menos que de 1854, anteriores incluso al Origen de las especies de Darwin!

También hemos incluido unas reglas avanzadas con pequeñas variantes para hacer el juego más estratégico”, explica Enrique.
Podíamos haber ambientado el juego en cualquier época pero una vez que uno escoge esos dinosaurios, la estética colonial de mediados del XIX se vuelve inevitable. Nuestra aventura transcurre, por tanto, en el continente africano, ese mundo extraño y misterioso que consiguió atrapar al doctor Livingstone”, explica.
Todo el arte es cosa del equipo de AgrPriority. El juego saldrá directamente a la venta en tiendas de Generación X, pero, antes de que esto ocurra, habrá una primera edición única para los mecenas del proyecto Ludotipia de AgrPriority.
0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR