Protos y Tipos 2016: Saint Seiya

“El patriarca ha muerto y varios aspirantes luchan en una guerra civil por controlar el santuario utilizando a los caballeros del zodíaco: poderosos guerreros capaces de destruir las estrellas con el poder de su cosmos”.

Con esta frase describe el ilustrador y diseñador de juegos de mesa Ramsés Bosque la temática de su prototipo basado en la franquicia de Los caballeros del Zodíaco, serie que tantos buenos momentos dio a los niños frente al televisor en los años noventa. El juego traslada las situaciones y combates de la serie de manera fidedigna y sumerge a los jugadores en el ambiente del anime de Masami Kurumada.

Mediante un motor de cartas y un sistema de combate basado en enfrentamientos directos de caballeros, los jugadores deberán enfrentarse entre sí para eliminar a todos los luchadores del adversario y reducir sus 2000 puntos de vida. Para ello cada, turno se dispondrá de una mano de cartas entre las que se encuentran algunas de escenario, eventos, armaduras o cosmos, el elemento necesario para potenciar y aplicar los efectos y ataques de los guerreros de Atenea.

Mecánica de la partida

Cada jugador recibe de cada uno de los mazos de los tres tipos de caballeros (oro, plata y bronce) una carta y la coloca boca abajo frente a él. Estos serán los guerreros iniciales que apoyarán al jugador en la ardua tarea de convertirse en el nuevo patriarca. Después de repartirlos, se mezclan los tres mazos y se elabora una única pila de robo de la que saldrán todos los posteriores caballeros que podrán ser añadidos a la mesa, hasta un máximo de cinco caballeros por jugador.

Tras esto, se reparte una mano de cinco cartas a cada aspirante a patriarca y se inicia la ronda, que se divide en los siguientes pasos:

  • Robo de dos cartas.
  • Uso de cartas de la mano.
  • Combate.

Después del robo de cartas del mazo principal, se puede jugar un número ilimitado de ellas. Los tipos que podemos encontrar son:

  • Cosmos, que sirve para aumentar el poder de los caballeros colocándolo tras su carta; permitirá disparar sus poderes cuando se llegue a la cantidad indicada para cada ataque.
  • Armaduras que podrán ser colocadas dependiendo de su categoría en cada uno de los luchadores del jugador.
  • Eventos que permitan diversas acciones tanto en el turno propio, como instantáneos en el turno del oponente. Entre estas cartas se encuentran las que contemplan la posibilidad de hacer que nuevos caballeros se unan a nuestra causa o las que contrarresten cartas enemigas.
  • Lugares que representan escenarios míticos de la serie y que son las únicas cartas con limitación, ya que solo puede ser jugado uno por ronda es decir, no puede ser cambiado hasta que el turno llegue al jugador posterior al que puso en juego el escenario actual. Estos contienen efectos permanentes sobre el juego, como aumentar el número de cartas que se roban, el daño realizado…

Al comenzar la fase de combate el jugador activo declara caballeros atacantes de entre los que tengan el cosmos necesario para activar sus poderes y a que jugador realiza el ataque. Dicho jugador debe decidir con cuál de sus caballeros va a defenderse teniendo en cuenta que nunca podrá defender con uno de categoría superior si tiene alguno del mismo tipo.

El juego termina cuando se reducen los puntos de vida del contrario a cero

Tras una simple mecánica se oculta un juego tremendamente amplio debido a la cantidad ingente de cartas que el autor incluye en el prototipo y a la variedad de las acciones y eventos que se pueden usar. En una primera partida el jugador puede tardar un par de turnos en acostumbrarse al ritmo de juego, ya que hay que leer el texto de las cartas, pero este inconveniente se subsana rápido En pocas rondas el ritmo de ataques es frenético, la interacción es constante y la estrategia se vuelve crucial para llegar a la victoria.

Ramsés ideó el juego hace años para consumo propio. Como él insiste en destacar, Saint Seiya, el juego de cartas, no fue creado en principio para publicarse, debido principalmente a lo complicado y caro que puede suponer la adquisición de la franquicia. En cualquier caso, tampoco se cierra a posibles tratos en el caso de que alguna editorial se interese.

0 Comment

Send a Comment

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR